Tiroglobulina en el trastorno de las patologias tiroideas y en el control terapeutico post-tireidectomia

La tiroglobulina es una proteína producida por las células de la tiroides, estimuladas por la TSH y por la falta de Yodo y es almacenada en los folículos tiroideos. Normalmente se puede encontrar en la sangre en niveles bajos.

EL TEST DE TIROGLOBULINA EN EL TRASTORNO DE LAS PATOLOGIAS TIROIDEAS

EL TEST DE TIROGLOBULINA ES UNA DE LAS VARIAS PRUEBAS TIROIDEAS QUE SE REALIZAN EN INTERLAB PARA LA PREVENCION, DIAGNOSTICO, TRATAMIENTO Y SEGUIMIENTO DE PATOLOGÍAS TIROIDEAS.

La determinación de tiroglobulina se usa principalmente como marcador tumoral, para evaluar la efectividad del tratamiento  y para monitorear la recurrencia de algunos tipos de cáncer de tiroides. Un resultado elevado después de la ablación de la tiroides o radioyodo terapia, indica existencia de tejido tiroideo residual.

La determinación de tiroglobulina está también indicada frente a síntomas de hipertiroidismo, glándula tiroides agrandada y  sospecha de Tiroiditis, Bocio Isoenzimático o Bocio multinodular. En estos casos, es útil  para el seguimiento de pacientes bajo tratamiento con terapia supresiva o sustitutiva y se requiere evaluar su efectividad.

TIROGLOBULINA EN EL CONTROL POST-TIREIDECTOMIA

Los niveles de Tiroglobulina deben ser indetectables o muy bajos después de la extirpación quirúrgica de la tiroides (tiroidectomía) y/o después de los tratamientos con yodo radiactivo. Si los niveles aún son detectables, puede haber algo de tejido tiroideo residual, lo que indica la necesidad de investigación exhaustiva y  tratamiento adicional. En función de los resultados de la prueba, el médico especialista realizará el tratamiento para identificar y/o destruir cualquier tejido tiroideo residual. Los niveles de Tiroglobulina se deben revisar nuevamente en algunas ocasiones.