Nuevos marcadores de enfermedad hepática

El hígado es un órgano que realiza funciones muy importantes como la síntesis de muchas moléculas, neutralización de toxinas, almacenamiento de nutrientes, participación en la digestión. Puede verse afectado por gran número de causas que pueden llevar a trastornos como la Esteatosis, Fibrosis, Hepatitis, Cirrosis o cáncer hepatocelular

El laboratorio clínico desde hace muchos años cumple un rol fundamental apoyando al diagnóstico, control y pronóstico de los trastornos hepáticos.

Con el advenimiento de nuevos procedimientos y métodos de laboratorio, la generación masiva de datos y la capacidad de integrarlos en un software es posible medir el daño hepático estableciendo  el grado de fibrosis, esteatosis o inflamación del hígado.

A la luz de los conocimientos actuales podemos disponer de los siguientes perfiles para evaluación del daño hepático:

FIBROTEST.- Comprende el Fibrotest y el Actitest para medir:

  1. Grado de fibrosis y
  2. Actividad necroinflamatoria del hígado.

Fibrosis es la cicatrización de tejido hepático debido a la ingesta en exceso de azúcares, grasas o alcohol (esteatosis o hígado graso).

Actividad necroinflamatoria ocurre por inflamación y muerte celular debidas al ataque de virus de la hepatitis C o B con consecuente evolución a fibrosis.

El hígado es un órgano que realiza funciones muy importantes como la síntesis de muchas moléculas, neutralización de toxinas, almacenamiento de nutrientes, participación en la digestión. Puede verse afectado por gran número de causas que pueden llevar a trastornos como la Esteatosis, Fibrosis, Hepatitis, Cirrosis o cáncer hepatocelular

El laboratorio clínico desde hace muchos años cumple un rol fundamental apoyando al diagnóstico, control y pronóstico de los trastornos hepáticos.

Con el advenimiento de nuevos procedimientos y métodos de laboratorio, la generación masiva de datos y la capacidad de integrarlos en un software es posible medir el daño hepático estableciendo  el grado de fibrosis, esteatosis o inflamación del hígado.

A la luz de los conocimientos actuales podemos disponer de los siguientes perfiles para evaluación del daño hepático:

FIBROTEST.- Comprende el Fibrotest y el Actitest para medir:

  1. Grado de fibrosis y
  2. Actividad necroinflamatoria del hígado.

Fibrosis es la cicatrización de tejido hepático debido a la ingesta en exceso de azúcares, grasas o alcohol (esteatosis o hígado graso).

Actividad necroinflamatoria ocurre por inflamación y muerte celular debidas al ataque de virus de la hepatitis C o B con consecuente evolución a fibrosis.