Fertilidad femenina, reserva ovárica y hormona antimulleriana

¿QUÉ ES LA HORMONA ANTIMULLERIANA – AMH?

La hormona anti – Mulleriana  es una proteína que en la mujer es liberada por las células que se encuentran involucradas en el crecimiento del folículo.  Desempeña un papel importante en la génesis y desarrollo inicial de los folículos en los ovarios y es por lo tanto un fuerte indicador de la reserva ovárica de la mujer. Al momento del nacimiento los niveles séricos de AMH apenas pueden detectarse, alcanzan los valores máximos después de la pubertad y disminuyen lentamente a lo largo de la vida convirtiéndose en indetectables en la menopausia.

¿EN QUÉ CONSISTE LA OVULACIÓN?

Es el proceso que sigue a la maduración de algunos ovocitos que han estado en reposo en los ovarios desde el nacimiento, ellos se activan gracias a la influencia de algunas hormonas y factores de crecimiento que están presente a partir de la pubertad. Luego de competir durante el ciclo menstrual, será seleccionado un solo ovocito, el que madurará hasta convertirse en el óvulo que será expulsado en el momento de la ovulación.

¿QUÉ ES LA RESERVA OVÁRICA?

Se concibe como la habilidad de los ovarios para producir buena calidad de óvulos.  La determinación de la AMH es útil para evaluar el funcionamiento ovárico ya que refleja el número de folículos madurando en los ovarios en vías de alcanzar la ovulación. El nivel de AMH se encuentra en relación con el número  de folículos  disponibles para la reproducción. Cuanto menor es el nivel de AMH menor es la reserva ovárica y menor es la posibilidad de embarazo.  La reserva ovárica puede verse afectada por: edad, desórdenes autoinmunes, trastornos genéticos, historia familiar, intervenciones quirúrgicas en ovarios, terapia anti-cáncer, infecciones virales durante el desarrollo fetal, entre otras.

UTILIDAD DE LOS NIVELES DE  AMH EN EL DIAGNÓSTICO Y PRONÓSTICO MÉDICO

El médico especialista solicitará la medición de AMH con la finalidad de evaluar la reserva ovárica y predecir la respuesta a la estimulación ovárica controlada o con la finalidad de apoyarse en el diagnóstico de otros trastornos clínicos como: alteraciones en la diferenciación sexual en niños, tumores de ovario, síndrome del ovario poliquístico (SOPQ), comienzo precoz de la menopausia, entre otros.