El Laboratorio y su apoyo al diagnóstico y control de la Enfermedad Intestinal Inflamatoria

La enfermedad intestinal inflamatoria es un término genérico que comprende trastornos que suponen una inflamación crónica del tubo digestivo. Los  tipos de enfermedad intestinal inflamatoria más frecuentes son:

  • Colitis ulcerosa. Esta enfermedad cursa con inflamación duradera y úlceras en las capas más superficiales de las paredes del colon y recto.
  • Enfermedad de Crohn. Este tipo de enfermedad intestinal inflamatoria se caracteriza más frecuentemente por la inflamación  del último tramo del intestino delgado (ileon distal)

Síntomas y signos

Los síntomas de estas enfermedades varían, según la gravedad de la inflamación y la región donde aparece. Los signos y síntomas más frecuentes pueden ser: diarrea, fiebre, fatiga, dolor abdominal, sangre en las heces.

Causas y Complicaciones

Aún no se ha establecido la causa exacta de estas enfermedades pero se encuentra relación

con el sistema inmunitario y factores hereditarios.

La colitis ulcerosa y la enfermedad de Crohn tienen algunas complicaciones en común y otras que son específicas de cada enfermedad. Algunas complicaciones son: Obstrucción intestinal, desnutrición, deshidratación, úlceras, trombosis.

Diagnóstico

El médico tratante puede diagnosticar Colitis Ulcerativa o Enfermedad de Crohn valiéndose de la historia clínica del paciente e información familiar. Para confirmar el diagnóstico el médico puede requerir varios procedimientos, sea de laboratorio, endoscópicos o de imágenes.

Análisis de Laboratorio

Además de los análisis para la detección de anemia o infecciones está la prueba para sangre oculta en heces que detecte hemoglobina humana específica, la determinación de CALPROTECTINA en materia fecha, la investigación de ASCA (Anticuerpos anti- Saccharomyces cerevisiae de clase IgG e IgA.

Se ha demostrado que la presencia de los anticuerpos ASCA en sangre del paciente tiene una prevalencia mucho mayor en pacientes con Enfermedad de Crohn que en pacientes con Colitis ulcerativa y ha sido demostrada una especificidad de hasta el 100 % en pacientes con Enfermedad de Crohn.