El laboratorio clínico en la artritis reumatoidea

La artritis reumatoide (AR) es una enfermedad autoinmune crónica que causa rigidez, dolor, pérdida de movilidad, inflamación y deterioro en las articulaciones. Afecta a varias articulaciones de forma simétrica, la mano y las muñecas con mayor frecuencia, pero también codos, cuello,  hombros, caderas, rodillas y pies. Generalmente aparece entre los 40 y  60 años. Puede desarrollarse y progresar lenta o rápidamente y entrar en remisión o desaparecer.

Pruebas de Laboratorio clínico para la detección y monitoreo de la Artritis Reumatoidea

Además de la evaluación clínica el médico  debe realizar pruebas de laboratorio y de imágenes para ayudar a diagnosticar y monitorear la AR. En INTERLAB contamos con las pruebas de laboratorio clínico con certificado de calidad para el diagnostico de AR.

FACTOR REUMATOIDE (RF): Está presente en la mayoría de las personas  con AR, aunque también se encuentra en otras enfermedades y en personas sanas.

Existe una gama amplia de métodos con diferente sensibilidad y especificidad (falsos positivos y falsos negativos) por lo que en INTERLAB utilizamos la tecnología de Nefelometría cinética para garantizar resultados confiables.

ANTICUERPO ANTIPÉPTIDO CÍCLICO CITRULINADO (ANTI CCP): Se usa como apoyo en el diagnóstic de AR, especialmente en la etapa temprana, posiblemente antes de que aparezcan los síntomas. Cuando se usa con la prueba de RF, los resultados de CCP pueden ayudar a confirmar un diagnóstico de RA

PROTEÍNA C REACTIVA (PCR) Y LA VELOCIDAD DE SEDIMENTACIÓN GLOBULAR (VSG): son pruebas no específicas que indican el nivel de inflamación y determinan la actividad de la AR.

ANTICUERPOS ANTINUCLEARES (ANA): esta prueba se encuentra positiva en ciertos trastornos autoinmunes,  entre ellos la AR, aunque su mayor utilidad es en el diagnóstico de lupus eritematoso sistémico (LES).