Pruebas funcionales en la evaluación del crecimiento

Los principales factores responsables del  crecimiento y desarrollo normal en los niños son la Hormona de crecimiento (GH) así como otros Factores de Crecimiento (IGF1, IGFBP3). Estos promueven el crecimiento óseo adecuado desde el nacimiento hasta la pubertad. Cuando hay deficiencia de la GH, la tasa de crecimiento se acorta, existe pubertad retrasada, hay retraso en el desarrollo óseo (como se observa en rayos X). En cambio el  incremento de GH  puede conducir a  Acromegalia (excesivo crecimiento de manos, pies, huesos faciales y otras partes distales del cuerpo).  Para analizar si existe deficiencia o exceso de GH o Factores de crecimiento, el pediatra o el especialista endocrinólogo requieren contar con pruebas de laboratorio para establecer el diagnóstico adecuado. Por cuanto la GH no es secretada de forma continua, el laboratorio clínico debe realizar varias pruebas de tipo funcional, dinámicas, que proveen información específica sobre los trastornos del crecimiento.

PRUEBAS FUNCIONALES EN EL ESTUDIO DEL EJE HIPOTÁLAMO – HIPOFISARIO – HORMONA DE CRECIMIENTO 

Prueba de Hipoglicemia Post-insulínica.- Valora la secreción de GH y la integridad del eje hipotálamo-hipofisario.  Se realiza mediante la evaluación de GH y control de glicemia a intervalos de tiempo durante un

período de 2 a 3 horas posterior a la administración de insulina.

Prueba de Clonidina.- Valora la reserva de GH. Se realiza mediante la administración de Clonidina y la posterior evaluación de la GH a intervalos de tiempo.

PRUEBA DINÁMICA PARA VALORAR LA HIPERSECRECION DE GH PARA DIAGNOSTICO DE ACROMEGALIA.

Evalúa la secreción de GH después de una sobrecarga oral de glucosa.

OTRAS PRUEBAS

Generalmente el médico requiere otras pruebas adicionales que evalúan otros sistemas hormonales en el niño o adolescente para los déficits de crecimiento o en el adulto para los excesos como en la acromegalia.

INTERLAB cuenta con un espacio físico  adecuado y acogedor para que los niños se sientan cómodos durante el tiempo que deben permanecer en el laboratorio para realizarse las pruebas  dinámicas y funcionales.