Pruebas de laboratorio para el diagnóstico de hepatitis c

Hepatitis C es una enfermedad hepática causada por el virus de Hepatitis C.  Puede presentarse como enfermedad aguda o crónica y con diverso grado de severidad.

El virus de Hepatitis C (VHC o HCV) es un patógeno trasmitido a través de la sangre y por lo tanto están más expuestas las personas que usan drogas ilegales, utilizan instrumentos de inyección no seguros,  laboran en condiciones inseguras de salud o por uso de sangre o productos de la sangre no seguros.  También puede ser trasmitido por relaciones sexuales y de madre a hijo aunque con menor frecuencia. No se transmite a través de la lactancia materna, alimentos o agua. En el mundo existen decenas de millones de personas con infección crónica por VHC.  Muchos de ellos van a desarrollar cirrosis o cáncer de hígado.

El VHC  causa tanto infección aguda como infección crónica. La infección aguda suele ser asintomática.  Entre un 15 a un 45 % de las personas que se infectan se encuentran libres del virus dentro de los 6 meses siguientes, sin realizar tratamiento.  El remanente de personas (60 – 80 %) desarrollarán infección crónica por VHC.  De aquellos con infección crónica, entre 15 a 30 % presentan riesgo de evolucionar a cirrosis

hepática y cáncer hepatocelular dentro de los siguientes 20 años.

El virus tiene múltiples genotipos y su distribución varía por región. El conocimiento del genotipo es importante a la hora de escoger el tratamiento.  En la actualidad, la infección puede ser tratada con antivirales.

PRUEBAS DE LABORATORIO Y DIAGNÓSTICO

Por cuanto la infección suele ser asintomática, pocas personas son diagnosticadas durante la fase aguda. En aquellas personas que evolucionan hacia la fase crónica, pocas son diagnosticadas debido a que la infección permanece asintomática hasta décadas después cuando los síntomas revelan daño hepático secundario.

Pruebas de tamizaje:

  • Anticuerpos anti VHC.- La detección de los anticuerpos puede identificar quienes han sido infectados con el virus.
  • Detección de Ácido Nucleico.- Si la prueba es positiva para anticuerpos, es necesario confirmar con la detección de Ácido Nucleico (ARN por PCR), debido a que aproximadamente 30 % de personas que se han infectado y desarrollaron anticuerpos anti VHC pueden librarse del virus a través de una fuerte respuesta inmunológica y no desarrollan infección crónica. La prueba de detección de Ácido nucleico si es positiva (ARN VHC detectado) indica actividad viral y es detectado solamente en personas actualmente infectadas. Si es negativa indica ausencia de viremia.