A pesar de ser ampliamente reconocida como una complicación del embarazo, muchas incógnitas todavía rodean la predicción, el diagnóstico y la fisiopatología de la Preeclampsia. Esta es una enfermedad sistémica caracterizada por una respuesta inflamatoria que afecta a todos los órganos.

Cuando este síndrome provoca alteraciones cerebrales como edema y/o accidentes cerebrovasculares y el paciente presenta convulsiones es llamada Eclampsia, siendo este el estado más grave de la Preeclampsia.

La Preeclampsia afecta del 5% al 8% de mujeres gestantes, se presenta con hipertensión arterial (> a 140 × 90 mmHg) y proteinuria (Proteínas en orina mayor a 300 mg en 24 horas). Hasta hace poco tiempo el diagnóstico solo era posible clínicamenteal final del segundo o tercer trimestre de la gestación o en los primeros días después del parto, lo que representaba un alto riesgo para el dúo madre-hijo.

 

Factores de Riesgo:

Cuadro de Preeclampsia previa

Gravidez Múltiple

Condiciones médicas pre-existentes

Hipertensión, Daño renal

Edad Materna > 40 años

Obesidad BMI > 30Kg/m2

Hipercolesterolemia hipertrigliceridemia

Desórdenes de la coagulación

Problemas autoinmunes

Técnicas de reproducción asistida

Diabetes Mellitus

El impacto de la Preeclampsia es visto con preocupación mundial ya que es una enfermedad que representa la principal causa de morbimortalidad materna y perinatal en todo el mundo.

Nuevos marcadores para el diagnóstico oportuno de Preeclampsia

Actualmente es posible diagnosticarla mediante la evaluación de los Factores Angiogénicos placentarios en el laboratorio, a partir de la semana 20º de gestación.

Estos nuevos biomarcadores son: La forma soluble de la proteína fms-like tyrosine kinase 1 (sFlt-1) la cual se incrementa en la Preeclampsia en asociación con un decrecimiento en el Factor de Crecimiento Placentario (PIGF).

La aplicación de los nuevos marcadores angiogénicos en combinación con otros marcadores de Preeclampsia ya conocidos como el estudio Doppler de las arterias uterinas permite realizar un tamizaje eficiente de la Preeclampsia antes de la segunda mitad del embarazo.