Fertilidad femenina, reserva ovárica y hormona antimulleriana

Las mujeres nacen con el suministro vitalicio de óvulos, y éstos van disminuyendo gradualmente tanto en su calidad como en cantidad, conforme la edad avanza.

La hormona antimulleriana (AMH) es una hormona secretada por las células que se encuentran involucradas en el desarrollo de los folículos. El nivel de AMH en la sangre de una mujer generalmente es un buen indicador de su reserva ovárica, la cual se concibe como la habilidad de los ovarios para producir buena calidad de óvulos. La AMH no cambia durante su ciclo menstrual, por lo que la muestra de sangre se puede tomar en cualquier momento del mes. La prueba de AMH nos da conocimiento sobre la cantidad aproximada de óvulos restantes que una mujer tiene.

La prueba AMH tiene utilidad clínica en los siguientes casos:

  • Si se ha estado tratando de concebir y desea verificar que su reserva ovárica sea apropiada para su edad, ya que cuanto menor es el nivel de AMH menor es la reserva ovárica y menor es la posibilidad de embarazo.
  • Si está considerando realizarse tratamientos de fertilidad, como la fecundación in vitro (FIV).
  • Posterior a un tratamiento de quimioterapia o cirugía de ovario y desea saber si este ha afectado su fertilidad.
  • Ante sospechas de un tumor de ovario o de síndrome del ovario poliquístico (SOPQ).
  • Comienzo precoz de la menopausia
  • Frente a alteraciones en la diferenciación sexual en niños
  • Si le gustaría concebir en el futuro, y quisiera saber su reserva ovárica.

En Interlab contamos con la prueba para la determinación cuantitativa de la hormona anti-Mulleriana (AMH), por el método de Electroquimioluminiscencia, un método con alta sensibilidad y especificidad. Este resultado junto a otros exámenes tanto clínicos como de laboratorio es útil al médico para evaluar y predecir la respuesta a la estimulación ovárica controlada.