Enfermedades de transmisión sexual

Las Enfermedades de Transmisión Sexual (ETS) se encuentran entre las enfermedades infecciosas más comunes en la actualidad. Se pueden contraer teniendo sexo vaginal, anal u oral sin protección con alguien que tenga la infección, también pueden transmitirse a través del intercambio de agujas, la lactancia, el parto, etc. En INTERLAB tenemos las pruebas necesarias para detectar y dar seguimiento a las ETS. Si usted cree tener una ETS, acuda a su médico, para que la remita a nuestro laboratorio.
Algunas de las infecciones más comunes son las siguientes:

Virus del Papiloma Humano (VPH)

Puede ser asintomático, los tipos 16 y 18 de VPH causan el 70% de todos los cánceres cervicouterinos.

Clamidia

La más común de todas las ETS causadas por bacterias. No causa síntomas en aproximadamente el 80% de las mujeres y el 50% de los hombres. Cuando hay síntomas, comúnmente hay secreción de la vagina o el pene y ardor o dolor al orinar. El embarazo ectópico y la infertilidad en las mujeres son posibles complicaciones graves. Es tratable con antibióticos.

Gonorrea

Descarga de secreción blanquecina purulenta por la vagina o el pene. Más del 50% de las mujeres infectadas no tienen

síntomas, pero aún pueden transmitir la enfermedad a otros. Dolor al orinar, embarazo ectópico, enfermedad inflamatoria pélvica (EIP), infertilidad en mujeres, síndrome Fitzhugh-Curtis y la muerte son posibles complicaciones graves. Es tratable con antibióticos.

 

Sífilis

Los síntomas son leves y, a menudo, no se detectan inicialmente. Comienza con una úlcera genital indolora que desaparece por sí sola. Erupción, fiebre, dolor de cabeza, dolor de articulaciones. Es tratable con antibióticos.

 

Herpes genital

Brotes recurrentes de llagas similares a ampollas en los genitales. Puede transmitirse de una madre a su bebé durante el parto.

 

Hepatitis

Las hepatitis B y D se asocian con mayor frecuencia al contacto sexual. La infección aguda puede causar piel y ojos amarillentos, fiebre, dolor, cansancio (síntomas parecidos a los de la gripe).

 

VIH / SIDA

No hay síntomas específicos o signos físicos que confirmen la infección por VIH, por lo que es elemental una prueba de laboratorio. Los siguientes síntomas pueden aparecer después de contraer el virus inicialmente: Fatiga, sudores nocturnos, dolor de garganta, ganglios linfáticos inflamados, erupción, escalofríos, diarrea, pérdida de peso, fiebre que dura varias semanas, dolores musculares y articulares, dolores de cabeza, y tos. No hay cura actual, pero hay medicamentos disponibles para retrasar la progresión de la enfermedad y convertirla en una enfermedad crónica y manejable.