tecnologia

INMUNOFLUORESCENCIA INDIRECTA: IFI

En esta técnica se dispone de sustratos que pueden ser tejidos o células según el tipo de anticuerpos a investigar adheridos a una placa de vidrio. Las muestras son incubadas con el sustrato y después de la incubación el reactivo sobrante es lavado. En una segunda fase la lámina conteniendo el complejo antígeno-anticuerpo es incubada con un conjugado de anticuerpo anti-humano marcado con fluoresceína. La placa es nuevamente lavada y se realiza el montaje con laminilla para la observación microscópica bajo luz ultravioleta. Cuando se observa al microscopio de fluorescencia las muestras positivas exhiben una fluorescencia verde manzana en los sitios donde los anticuerpos se han ligado. Los resultados se expresan en forma cualitativa (positivo, negativo, indeterminado) o semicuantitativa utilizando diluciones seriadas (1:20; 1:40; 1:80, etc). Este procedimiento es muy utilizado para la investigación de anticuerpos tanto en enfermedades infecciosas como en trastornos autoinmunes. La Inmunofluorescencia Directa es útil en la identificación de antígenos y difiere de la indirecta por que se lleva a cabo directamente en células provenientes de Lesiones, Secreciones, Líquidos biológicos o Tejidos de biopsias.