examenes

Herpes Virus Tipo I y II, Anticuerpos IgM

Inmunoensayo Enzimático (EIA)

Virus causante de lesiones orofaciales, genitales, respiratorias, sistema nervioso, infección neonatal y encefalitis. La presencia de IgM indica actividad viral en progreso, aunque no es posible distinguir entre una infección primaria y reactivación. Es conocida la posibilidad de transmitir la infección de madre a hijo durante el parto cuando se encuentra infección genital activa.

También puede causar queratitis ocular y lesiones del sistema nervioso central. La presencia de anticuerpos de tipo IgM indica actividad viral en progreso, aunque no es posible distinguir entre infección primaria y reactivación entre una infección primaria y reactivación.

Herpes Virus Tipo I y II, Anticuerpos IgG

Inmunoensayo Enzimático (EIA)

Virus Causante de lesiones orofaciales o de otras mucosas. Causa el 5 % de meningitis asépticas y meningoencefalitis. Las lesiones de piel muestran células gigantes multinucleadas con inclusiones intranucleares (examen de Tzanck). En la población adulta se encuentra positividad a los anticuerpos IgG en mas del 90 % de personas examinadas aparentemente sanas, por lo que un resultado positivo para anticuerpos IgG anti Herpes I o II carece de valor predictivo. Presencia de anticuerpos en títulos elevados y de antígeno de HSV 1 o 2 en LCR puede ser útil para establecer el diagnóstico.

Hepatitis C, Anticuerpos por Inmunoblot

Inmunoblot

Detecta y confirma la presencia de anticuerpos a Virus de Hepatitis C.

Un resultado negativo puede descartar presencia de anticuerpos a Hepatitis C.

Un resultado positivo confirma la seropositividad para Anticuerpos anti HCV.

Los pacientes seropositivos deben ser evaluados con detección de ácido nucleico por PCR a fin de establecer si existe replicación viral.

Hepatitis C, Anticuerpos IgG (Anti-HVC)

Inmuoensayo Enzimático con Micropartículas (MEIA)

Valoración de exposición a infección por el virus de Hepatitis C. Estos anticuerpos pueden ser detectados aproximadamente a las 14 semanas después de la exposición o 5 semanas después del primer marcador bioquímico de enfermedad hepática. La ausencia de estos anticuerpos después de este período es una evidencia sólida en contra de la exposición al virus de la Hepatitis C.

Ante un resultado positivo para anticuerpos a HCV se debe tener en cuenta la posibilidad de estar frente a una de las siguientes opciones: 1. Falso positivo, 2.

Seropositivo, sin replicación viral, 3. Seropositivo con replicación viral. Por lo tanto será necesario realizar las pruebas de HCV Inmunoblot y de HCV PCR.